HACIA UNA EDUCACIÓN DE CORAZÓN A CORAZÓN . . .

Atendiendo las nuevas y sorprendentes formas de comportarse y aprender de los niños, niñas y jóvenes de hoy




Niños y jóvenes con capacidades sorprendentes:


     Cada vez más padres y madres vemos que nuestros hijos e hijas nacen con capacidades sorprendentes, son altamente intuitivos y perceptivos. Niños sensitivos, aburridos en el entorno escolar, con diagnósticos de trastornos que no resuenan en nuestro corazón, rompen los esquemas de la educación tradicional. Muchos no saben estarse quietos, ni quieren, no aceptan ser receptores de contenidos que nos les interesan.
    Nuestros niños y niñas tienen enormes talentos. Poseen una gran capacidad de innovación y unas extraordinarias capacidades.
    Niños llamados índigo, cristal…, otros diagnosticados con TDAH, hiperactividad, con necesidades educativas especiales, autismo… otros inadaptados por sus altas capacidades. Todos ellos, desde  cualquier corriente pedagógica, psicológica o espiritual, piden con fuerza que les facilitemos desarrollar su propio potencial, algo que ya muchas  escuelas, grupos, padres y profesionales están incorporando en su quehacer diario.
    Para que su potencial pueda expresarse, los niños necesitan el apoyo de su entorno socio-familiar. Muchos padres ya han descubierto que lo más importante es dejar que sus hijos se expresen a través de aquello que realmente les entusiasma y saben que triunfarán porque lograrán realizarse.  Juntos padres y educadores  confían en sus recursos, saben que no hay que mediatizarlos para que encajen en la sociedad, creen en ellos y les apoyan.

...”Su hija no es hiperactiva, es una bailarina...” (historia de Guillian Lyne, coreógrafa del Royal Ballet, contada por Ken Robinson en TED 2006)


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada